nota


LAS PUBLICACIONES DE ESTE BLOG NO SON NECESARIAMENTE EL PUNTO DE VISTA DE LA IGLESIA O LAS INSTITUCIONES A LAS QUE EL AUTOR PERTENECE.LAS REFERENCIAS VERTIDAS AQUÍ TIENEN UN PROPÓSITO ESTRICTAMENTE DE ENSEÑANZA.

viernes, 20 de mayo de 2016

Langostas apocalípticas: ¿Demonios u hombres?

Algunos intérpretes de apocalipsis han visto en estas langostas a un ejército de demonios que saldrá durante la gran tribulación. 



En Apocalipsis 9:1-12 leemos:
“El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra; y se le dio la llave del pozo del abismo.Y abrió el pozo del abismo, y subió humo del pozo como humo de un gran horno; y se oscureció el sol y el aire por el humo del pozo. Y del humo salieron langostas sobre la tierra; y se les dio poder, como tienen poder los escorpiones de la tierra. Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes. Y les fue dado, no que los matasen, sino que los atormentasen cinco meses; y su tormento era como tormento de escorpión cuando hiere al hombre. Y en aquellos días los hombres buscarán la muerte, pero no la hallarán; y ansiarán morir, pero la muerte huirá de ellos. El aspecto de las langostas era semejante a caballos preparados para la guerra; en las cabezas tenían como coronas de oro; sus caras eran como caras humanas; tenían cabello como cabello de mujer; sus dientes eran como de leones; tenían corazas como corazas de hierro; el ruido de sus alas era como el estruendo de muchos carros de caballos corriendo a la batalla; tenían colas como de escorpiones, y también aguijones; y en sus colas tenían poder para dañar a los hombres durante cinco meses.Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión. El primer ay pasó; he aquí, vienen aún dos ayes después de esto.”

Simon J. Kistemaker escribe: “Así pues, el contexto mismo obliga al intérprete a explicar la palabra langostas no de modo literal sino figurativo. Estas criaturas que salen del infierno son de aspecto demoníaco y realizan acciones demoníacas.”[1]

El Dr. Samuel Perez Millos comenta: “Las langostas aquí no son insectos, sino seres, ya que están revestidos de poder. En razón de su procedencia, el abismo, deben considerarse como demonios que surgen de sus prisiones para extenderse sobre la tierra. En ese sentido se aprecia un notable incremento de la acción diabólica que alcanza en forma como nunca antes había ocurrido, a toda la tierra, dispuestos en acción contra los hombres.”[2]
El Dr. Evis L. Carballosa escribe: “el entorno del pasaje parece indicar que las langostas con características de escorpión mencionadas en estos versículos, en realidad son criaturas sobrenaturales que han estado preservadas en el pozo del abismo y destinadas para entrar en acción en tiempos escatológicos.”[3]
El Dr. J. Dwigth Pentecost escribe: “El juicio de la quinta trompeta, que es el primer ay (9:1-12), consiste en un individuo, vigorizado por el infierno, que no puede desatar tormentos de dimensiones sin precedentes sobre la tierra. Se acepta generalmente éstas no son literalmente langostas, por cuanto no se alimentan de aquello que es natural para las langostas.”[4]
No obstante, es interesante que no presenten ningún argumento sustentado con la Biblia para sus interpetaciones, son meras conclusiones superficiales. En las profecías bíblicas debemos apelar a la misma Escritura para que se dé el significado simbólico de la figura escatológica a interpretar como en este caso.
Cuando miramos en las Escrituras,  la Biblia usa en el lenguaje figurado, en veces anteriores, la palabra “langosta” para referirse a ejércitos árabes.

En la profecía de Joel vemos una invasión de langostas durante una época escatológica y las referencias que da el profeta sobre estas langostas son los de un gran ejército invasor que viene contra Jerusalén. En Joel 2:2-6: “Día de tinieblas y de oscuridad, día de nube y de sombra; como sobre los montes se extiende el alba, así vendrá un pueblo grande y fuerte; semejante a él no lo hubo jamás, ni después de él lo habrá en años de muchas generaciones. Delante de él consumirá fuego, tras de él abrasará llama; como el huerto del Edén será la tierra delante de él, y detrás de él como desierto asolado; ni tampoco habrá quien de él escape. Su aspecto, como aspecto de caballos, y como gente de a caballo correrán. Como estruendo de carros saltarán sobre las cumbres de los montes; como sonido de llama de fuego que consume hojarascas, como pueblo fuerte dispuesto para la batalla. Delante de él temerán los pueblos; se pondrán pálidos todos los semblantes.” Dios usó el término “langostas” para referirse a los ejércitos armados de las naciones enemigas de Israel, en este pasaje.

Asi que, parece que la profecía de Apocalispis va por ese sentido, ya que el anticristo tendrá un ejército invasor muy poderoso. Además, no es la única vez en que los ejércitos árabes son vistos como una invasión de langostas por los judíos.

(1)        En el libro de Jueces 6:5 leemos: “Porque subían ellos y sus ganados, y venían con sus tiendas en grande multitud como langostas; ellos y sus camellos eran innumerables; así venían a la tierra para devastarla” refiriéndose a los madianitas (árabes).

En Jueces 7:12 leemos: “Y los madianitas, los amalecitas y los hijos del oriente estaban tendidos en el valle como langostas en multitud, y sus camellos eran innumerables como la arena que está a la ribera del mar en multitud.”

(2)        Acerca de los Ninivitas (actuales árabes irakíes) el profeta Nahum en 3:17 menciona: “Tus príncipes serán como langostas, y tus grandes como nubes de langostas que se sientan en vallados en día de frío; salido el sol se van, y no se conoce el lugar donde están.”

(3)        En Jer. 46:23 los pueblos árabes enemigos de Dios son vistos como langostas: “Cortarán sus bosques, dice Jehová, aunque sean impenetrables; porque serán más numerosos que langostas, no tendrán número.”

No cabe la menor duda que la palabra “langostas” en este capítulo se refiere a ejércitos árabes reunidos para destruir y asolar a las naciones.

Se dice sobre estas “langostas” que tienen poder como los escorpiones de la tierra.

(1)   Un poema épico árabe llamado: El romance de Antares, menciona que el escorpión es símbolo de los árabes ismaelitas.

(2)   Es interesante notar que la palabra “langosta” en hebreo es “arbé” y en su fonética se acerca al vocablo “árabe”. Mientras que escorpión es aqrabi que tiene su raíz en la palabra hebrea “árabe”.

(3)   ¿Por qué se usa las langostas y los escorpiones como símbolo de naciones árabes? Porque estas criaturas vienen del desierto arábigo. En Dt. 8:14-15 leemos: “y se enorgullezca tu corazón, y te olvides de Jehová tu Dios, que te sacó de tierra de Egipto, de casa de servidumbre; que te hizo caminar por un desierto grande y espantoso, lleno de serpientes ardientes, y de escorpiones, y de sed, donde no había agua, y él te sacó agua de la roca del pedernal.”

Acerca de sus características:
a)         Su aspecto: Como caballos preparados para la guerra. Los caballos son de origen árabe. Vienen de Arabia. La fuerza militar de los árabes del siglo VII eran los caballos que siempre estaban preparados para la guerra. Durante la tribulación serán también la fuerza militar del Anticristo. 

b)        Sus coronas: En Ez. 23:42 leemos: “Y se oyó en ella voz de compañía que se solazaba con ella; y con los varones de la gente común fueron traídos los sabeos del desierto, y pusieron pulseras en sus manos, y bellas coronas sobre sus cabezas.” Los árabes tienen la costumbre de usar turbantes o coronas.
c)         Sus caras: La barba es símbolo de masculinidad entre los pueblos orientales. En 2 Sam. 10:4 leemos: “Entonces Hanún tomó los siervos de David, les rapó la mitad de la barba, les cortó los vestidos por la mitad hasta las nalgas, y los despidió.”
d)        Su cabello: Los árabes usaban en el siglo VII largas cabelleras como mujeres. Hoy en día en algunas comunidades musulmanes todavía se guarda la costumbre
e)        Sus dientes: Como de leones. Eso nos habla de ferocidad y salvajismo. Es la manera en que Israel ve a sus enemigos. En Sal. 57:4 “Mi vida está entre leones; Estoy echado entre hijos de hombres que vomitan llamas; Sus dientes son lanzas y saetas, Y su lengua espada aguda.”
f)         Sus corazas: Los árabes fueron los primeros en la historia en usar las corazas de plata en su caballería.
g)         Sus alas: Imparten terror a los que se les acercan.
h)        Su poder: Como el de escorpiones. Tienen la autoridad de Dios para hacer sufrir a los seres por sus múltiples pecados durante la gran tribulación. Tal vez ellos no lo sepan pero son “servidores de Dios” para castigar al mundo.
i)          Su tiempo: Los árabes solían salir a las invasiones del siglo VII empezando el mes de mayo hasta fines de septiembre. Así guardaban el botín hasta el siguiente año. Dios permitirá que estas naciones atormenten a los hombres solamente por cinco meses.
j)          Su líder: El ángel del abismo. Satanás llamado aquí como Apolión y Abadon que significa “destructor”.
(1)           Apolión es una forma derivada de “Apolos” el dios griego de las pestes cuyo símbolo era una langosta.

(2)           Uno de los 99 nombres de Allah es “Alah al-mumit” que significa “Alah es el gran destructor.”

(3)           El Islam es destrucción y terrorismo. Está permitido en el Corán causar atentados terroristas con la finalidad que el Islam salga vencedor. En Sura 9:111 se lee: “Alá ha comprado a los musulmanes sus propias vidas y sus propiedades, y en su lugar les ofrece a cambio, el Jardín celestial. Ellos luchan por Alá: ellos matan o les pueden matar. Esta una promesa que le obliga en verdad cumplir, porque está contenida en la Torá, en el Evangelio y en el Corán. Y ¿quién respeta mejor su pacto que Alá? ¡Regocijaos por el trato que habéis cerrado con Él! ¡Ése es el éxito grandioso!”



[1] SIMON J. KISTEMAKER, Comentario al Nuevo Testamento – Exposición del Apocalipsis, pg. 274, Ed. Desafío 2004
[2] SAMUEL PEREZ MILLOS, Comentario exegético al texto griego del Nuevo Testamento, pg. 601-602, Ed. CLIE, ISBN obra completa: 978-84-8267-547-3
[3] EVIS L. CARBALLOSA, Apocalipsis la consumación del plan eterno de Dios, pg. 177, Ed. Portavoz, ISBN: 978-0-8254-1107-6
[4] J. DWIGTH PENTECOST, Eventos del porvenir, pg. 274, Ed. Vida, ISBN: 978-0-8297-1410-4

lunes, 8 de febrero de 2016

El ISIS, Israel y las profecías bíblicas

Escrito por Abrahan Salazar
“Y cuando hayan pasado los meses inviolables, matad a los asociadores donde quiera que los halléis. Capturadlos, sitiadlos y tendedles toda clase de emboscadas; pero si se retractan, establecen el Salat y entregan el zakat, dejad que sigan su camino. Verdaderamente Allah es perdonador y compasivo. ”                                                                       Corán, Sura 9 aleya 5 


Esta cita es conocida también como la “sura de espada” recuerda a los musulmanes que no deben ser piadosos con los cristianos y judíos. En el Islam es permitido la convivencia pacífica con cristianos y judíos por un tiempo determinado que según esta sura coránica se denomina “meses inviolables”.

Culminado el tiempo establecido es una orden en el Islam empezar una matanza agudizada contra los “asociadores” (cristianos y judíos). Aunque también da la oportunidad de vida a aquellos asociadores “que se retractan”. ¿Quiénes son los que se retractan? Aquellos asociadores que establecen el Salat (oración preceptiva del Islam) y entregan el zakat (limosnas obligatorias en el Islam); por lo tanto, retractan su camino al convertirse al Islam. Este punto es fundamental para entender la ideología de un grupo tan recalcitrante, fundamentalista y yihadista como es el Estado Islámico.
Al igual que la Hermandad Musulmana el famoso Estado Islámico tiene como objetivo la islamización de todo el mundo a través de la Yihad (guerra santa). Esta islamización mundial sólo podría alcanzarse por la creación de un califato islámico.

Un califato es el establecimiento de un estado que tiene como fundamentación la sucesión del sistema religioso-político determinado por Mahoma, fundador del Islam. El último califato reconocido por la comunidad musulmana fue el califato Otomano (1517-1924) de orientación sunita cuyas capitales fueron Edirne y Estambul. Después de este califato hubo otros intentos fallidos de establecer un centro de gobernación islámica mundial.

En 1928 se funda la Hermandad musulmana, una organización islamista cuya administración política y religiosa parten de los principios gobernantes impuestos por el Corán. Su principal objetivo fue el de inculcar el conocimiento del Corán y de la Sunna (tradición islámica) como única regla práctica para la gobernación de la vida individual, familiar y social de los musulmanes. Esta organización busca que los países musulmanes sean califatos que excluyan de la vida pública a las mujeres y a los no musulmanes. Algunos argumentan que este grupo es el creador del famoso grupo terrorista Al-Qaeda.

Cuando en el 2003 Estados Unidos invadió Irak, se desarrollo en este país una gran red de resistencia armamentista para intentar repeler los ataques de las fuerzas estadounidenses y sus aliados a Irak. Esta red conocida originalmente como Organización para el monoteísmo y la Yihad se unió posteriormente a Al-Qaeda. Cuando comenzó la guerra civil en Siria este famoso grupo yihadista, que había cambiado de nombre a Estado Islámico de Irak, aprovechando la coyuntura entró en territorio Sirio y emprendió la guerra para conquistar territorios que estuvieran bajo su jurisprudencia y el gobierno de la Sharia (Ley islámica) es así como luego se autodenominan Estado Islámico de Irak y el Levante (2013).

Pero en Junio del 2014, Abu Mohamed al-Adnani, portavoz del Estado Islámico de Irak y el Levante declaró la intensión de crear un califato que sobrepasara los límites de Irak y Siria y por lo tanto con visión mundial. Así que se nombró a Abu Bakr al-Baghdadi máxima autoridad del ahora llamado Estado Islámico, cuyo título sería “Ibrahim, imán y califa de todos los musulmanes”. La proclamación de este califato atrajo a muchos yihadistas árabes del mundo y a muchos jóvenes europeos quienes se han unido a las tropas para conquistar Siria, Irak y luego el mundo para el Islam.

El Estado Islámico representa actualmente una amenaza para el mundo ya que tienen en su poder miles de armas capturadas y tienen el pleno control de recursos naturales como el petróleo en Siria. En los territorios que gobierna este grupo yihadista, se impone rigurosamente la observación de la Sharia (ley islámica) llevando a cabo ejecuciones públicas de cristianos por medio de lapidación, crucifixión, incineración y  decapitación.  Se ha expulsado masivamente de sus territorios a cristianos que se han negado a convertirse al Islam. Hasta el año 2014 reportaban tener en sus filas 30.000 combatientes nativos de noventa países con un 10% de ellos europeos. Actualmente es uno de los grupos terroristas más rico de la historia, pues sus ingresos diarios pueden llegar a 2 millones de euros pues tienen una administración económica muy activa al comerciar con petróleo; además de esto, trafican con órganos, realizan secuestros millonarios, roban y trafican con antigüedades.
Ya han empezado su marcha y nada les hará detenerse. Su principal objetivo es ver al mundo subyugado ante un califato Islámico y que la media luna se imponga en el mundo como la única religión.

Todo esto nos lleva a reflexionar en los datos bíblicos dejados por nuestro Señor acerca de los últimos tiempos. ¿Será el Estado Islámico la cuna del Anticristo? ¿Otorgará Dios el poder final a este grupo yihadista para ser el poder político-religioso del Anticristo? ¿Será el Estado Islámico  sólo un prototipo del reinado del Anticristo? Son preguntas con respuestas aún muy prematuras pero lo que sí podemos observar es que este grupo yihadista se perfila muy bien en los datos bíblicos acerca del gobierno del Anticristo escatológico.

Según Daniel 7:25 leemos: Y hablará palabras contra el Altísimo, y a los santos del Altísimo quebrantará, y pensará en cambiar los tiempos y la ley; y serán entregados en su mano hasta tiempo, y tiempos, y medio tiempo.

Es curioso que en referencia a esta profecía el Anticristo busca establecer una manera específica de observar los tiempos, además de establecer una nueva ley. El Estado islámico  promueve la fijación del calendario musulmán para el mundo, contando como el año cero el año 622 d.C. conocido como la Heguirá o la huida de Mahoma de la Meca a Medina. Para este hecho según el calendario islámico, actualmente (2015 d.C.) estaríamos en el año 1437 h. (mil cuatrocientos treintay siete de la heguirá). La imposición de la Ley Sharia parecer encajar aquí como el acto de cambiar la Ley por parte del Anticristo.

Según Apocalipsis 20:4 leemos: Y vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que recibieron facultad de juzgar; y vi las almas de los decapitados por causa del testimonio de Jesús y por la palabra de Dios, los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, y que no recibieron la marca en sus frentes ni en sus manos; y vivieron y reinaron con Cristo mil años.

Es de recalcar que el método de ejecución más usado por los musulmanes y especialmente por el Estado Islámico es la decapitación.

Según Apocalipsis 13:7 leemos: Y se le permitió hacer guerra contra los santos, y vencerlos. También se le dio autoridad sobre toda tribu, pueblo, lengua y nación.

Es de considerar que el Estado Islámico busca el exterminio de judíos y cristianos, además de la islamización del mundo entero.

Según Apocalipsis 18:2 leemos: Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.

La caída de la capital política del Anticristo es desde Babilonia (Irak). Centro político que desea establecer el Estado Islámico.
Según Apocalipsis 9:11 leemos: Y tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.

Los ejércitos del Anticristo tienen por rey sobre ellos al ángel del abismo cuyo nombre es “Destrucción”. ¿Qué es el terrorismo del Estado Islámico sino destrucción?

Ante estas evidencias bíblicas, parece que el mundo ya se está preparando para el tiempo conocido en la Sagradas Escrituras como “La gran tribulación”.

Aún quedan muchas observaciones más por esperar conformen vayan suscitándose los hechos pero lo cierto es que el mundo ya se prepara para el fin.

miércoles, 26 de agosto de 2015

¿Sabe usted qué hacen con su dinero en su iglesia local?

Escrito por Abrahan Salazar


Los cristianos hemos aprendido a ofrecer al Señor de lo recibido de sus manos (1 Cro. 29:14) y conforme a lo que enseñan las Sagradas Escrituras, ofrendamos al Señor por tres motivos principales:

 (1) Muestra lo que hay en nuestro corazón (1 Ti. 6:6-10, Mt. 6:21) Muchos creyentes no han aprendido el secreto de dar al Señor, porque aún están aferrados al dinero como supremo bien de su vida. El ofrendar al Señor es una prueba fiel que el dinero no ocupa el primer lugar en nuestra vidas.
 (2) Hay promesas de bendición (Sal. 37:25, Fil. 4:19) Un creyente que sabe ofrendar, sabe también que nada le falta en la vida cotidiana pues Dios, quién es poderoso en todas las cosas, sabe suplir a aquellos que le honran.
 (3) Nos enseña a vivir en contentamiento con lo necesario (2 Co. 9:8-9) El apóstol Pablo nos enseñó enfáticamente que teniendo sólo lo necesario vivamos contentos. Dios quiere que aprendamos el valor de vivir cada día sabiendo que la provisión sólo viene de Él.

Nuestra ofrenda al Señor es también una forma de adoración al divino Señor quién nos prodiga de todas sus bondades cada día (Pro. 3:9-10).

La pregunta en esta hora es ¿Sabe usted qué hacen con su dinero en su iglesia local? ¿Es sólo cuestión de dar a Dios sin importar qué se hace con nuestro dinero? ¿Debemos simplemente ser cristianos pasivos en cuánto a la administración de nuestro dinero o tenemos que estar pendientes de la administración de los fondos de la Iglesia? ¿Qué dice la Biblia al respecto?

En primer lugar tenemos que ver cómo en las primeras iglesias cristianas se recolectaban algunos fondos económicos y tenemos que analizar cómo y quiénes lo administraban.

Cuando la iglesia de Jerusalén pidió ayuda económica a las iglesias gentiles, los creyentes gentiles estuvieron dispuestos a enviar ofrendas a los hermanos pobres de Jerusalén (Hch. 11:28-30, Gal. 2:10); sin embargo, los creyentes no enviaban a ciegas el donativo, ellos pedían un informe, establecían sus propios administradores y estaban pendientes de que todo el dinero llegara al destino y se distribuyera correctamente.

En 2 Co. 8:16-24 Pablo nos dice cómo las iglesias cristianas del primer siglo supervisaban el manejo honesto del dinero de los creyentes:
  
   1. En primer lugar, Pablo envía a Tito para recoger el donativo económico de la Iglesia de Corinto (v. 16-17) "¡Gracias sean dadas a Dios, que pone en el corazón de Tito el mismo interés por vosotros!, pues aceptó mi ruego y, más solícito que nunca, por propia iniciativa fue donde vosotros." (Biblia de Jerusalén 1976)

   2. En segundo lugar, Pablo envía con Tito a un segundo hermano a quién no conocemos ya que no es mencionado por nombre; sin embargo, muchos de los comentaristas creen que es Lucas, el fiel compañero y colaborador de Pablo. Quiero que note algunas cosas: 
       - Este hermano tenía buena reputación (v. 18) Nadie podía cuestionarlo en su informe económico sobre el manejo del dinero donado.
       - Este hermano fue designado por las Iglesias, no por el Apóstol (v. 19) El término griego "designado" es χειροτονέω que significa propiamente "elegido por votación". En otras palabras, las iglesias votaron para designar a un hermano a quienes ellos consideraban honesto, y que tenía buena reputación entre ellos para que fuera junto a Tito a llevar el dinero de ellos a Jerusalén y que supervisara el buen manejo del donativo. Esto quiere decir que la Iglesia participaba activamente en el manejo del dinero, establecía sus propios líderes de buen testimonio para la administración del dinero y pedían informe de la forma en que se administró el dinero. Si Pablo hubiera designado él solo a los hermanos que debían recoger el dinero y llevarlo a Jerusalén, esto hubiera causado que muchos creyeran que Pablo estaba confabulado con los tales para robar de las ofrendas o dar un mal manejo al dinero. Sin embargo, Pablo permite aquí que las iglesias mismas designen a un hermano escogido por ellos mismo a través de la decisión congregacional y así pudiera él acompañar a Tito a Jerusalén para supervisar el manejo del dinero y luego se rindan cuentas ante ellos. Hermanos, esto hacía la iglesia primitiva ¿por qué hoy en día muchos pastores o tesoreros se enojan cuando se les pide informe del manejo del dinero de la Iglesia?¿Por qué hoy en día, algunos pastores hasta disciplinan a los miembros de sus iglesias por "atreverse" a cuestionar el manejo del dinero o simplemente por desear saber en qué se usan los recursos de la Iglesia?

"Junto con él les enviamos al hermano que se ha ganado el reconocimiento de todas las iglesias por los servicios prestados al evangelio.  Además, las iglesias lo escogieron para que nos acompañe cuando llevemos la ofrenda, la cual administramos para honrar al Señor y demostrar nuestro ardiente deseo de servir." (NVI)

   3. En tercer lugar, Pablo evitó de todas las formas posibles ser censurado en la adminsitración del donativo económico de la Iglesia en Corinto, procuró siempre ser honesto delante de Dios  y delante de los hombres, siempre buscó que todo se haga con transparencia y con honestidad (v. 20-21) Si esto es verdad ¿cómo hay muchos pastores y líderes religiosos que no informan a los creyentes de sus iglesias los ingresos y las salidas en la Iglesia Local?¿Acaso no tienen derecho los miembros de la Iglesia de saber cómo y en qué se administra el dinero de ellos mismos?¿Por qué muchos pastores sólo buscan administrar el dinero de forma oculta y reprenden a los que preguntan por el manejo del dinero? Acaso ¿hay algo que ocultar? Pastor, líder, tesorero: el que no debe no teme, presente a su iglesia el informe económico de las entradas y de las salidas de la iglesia, sea honesto delante de Dios y delante de los MIEMBROS DE SU IGLESIA.

"Queremos evitar cualquier crítica sobre la forma en que administramos este generoso donativo; porque procuramos hacer lo correcto, no sólo delante del Señor sino también delante de los demás." (Biblia al Día)

   4. En cuarto lugar, Pablo envía un tercer hermano con buen testimonio para que todo manejo se haga de manera clara, sin censura ni crítica para que no haya duda de que el manejo y la administración del dinero era honesto delante de la congregación (v. 22)

Amados hermanos, no podemos regalar el dinero que Dios nos da a un grupo de personas que buscan su propio beneficio económico. Si entrega ofrendas y es miembro de una iglesia, pida ser informado del manejo del dinero y establezca por votación junto con la congregación hermanos honestos y de buen testimonio para que sean los administradores, quienes les den cuenta a ustedes del ingreso y egreso económico de la congregación. Si este tema no tiene interés para usted es porque le gusta regalar el dinero a aprovechadores de los santos.

Recuerde este: "Una iglesia sana SIEMPRE será transparente en el informe económico a sus fieles".

jueves, 9 de abril de 2015

Atavíos ¿Libertad cristiana o legalismo puro?

El día de ayer estuve examinando la prédica efusiva de un predicador "pentecostal" quien aseguraba que las creyentes que usaban aretes, collares, anillos, etc. no se irán con Cristo en el evento que dispensacionalmente entendemos como "arrebatamiento de la Iglesia". Me parece que llegar a ese extremo no sólo es horrendo sino que también se rompen todos los parámetros normales de interpretación bíblica acerca del tema.

¿Prohíbe Dios que las hermanas usen pendientes, collares, anillos, etc? ¿Da Dios libertad cristiana o están nuestras hermanas sujetas al legalismo recalcitrante?


Hoy en día se escucha entre muchos círculos cristianos la arrogante declaración de ser los “únicos” y “especiales” dentro de todos los grupos cristianos. Son únicos porque argumentan tener y “conservar” la santidad “externa” (llámese cabello largo, faldas largas, nada de pendientes, collares, maquillaje, etc.) y catalogan esas costumbres al mismo nivel que la “doctrina” cristiana. Amados, no es lo mismo hablar de la unión hipostática de Jesucristo que  hablar del largo del cabello que debería usar una creyente. Son niveles de enseñanza distintas: una es parte de la doctrina cardinal del cristianismo, otro es sólo cuestión de costumbres. Llamar “arrogantemente” sana doctrina a las costumbres adquiridas por una determinada denominación, no es más que ignorar las doctrinas básicas del cristianismo y evitarse razonar sobre los pasajes bíblicos y su correcta hermenéutica.

¿Qué dice Pablo acerca de la Sana Doctrina?

En 1 Timoteo 1:10 Pablo menciona la SANA DOCTRINA en contraposición al carácter de personas que se habían desviado del amor que es producido por un corazón limpio, una buena conciencia y una fe no fingida (1 Tim. 1:5-6) y que por lo tanto terminaban en actividades pecaminosas terribles (1 Tim. 1:8-10). Así que para Pablo la SANA DOCTRINA no tiene que ver con lo largo de un cabello, de una falda, del uso del maquillaje y otras costumbres, sino con guardar FIELMENTE la MORAL del evangelio glorioso de Jesucristo (1 Tim. 1:11).

En 1 Timoteo 4:6 Pablo menciona la SANA DOCTRINA en contraposición a la enseñanza de los Gnósticos que al pensar que lo material era malo, un “creyente” debería abstenerse de casarse (apetito carnal) y de comer (apetito nutritivo) [1 Tim. 4:1-5].

En 2 Timoteo 4:3 Pablo menciona la SANA DOCTRINA en contraposición a las falsas enseñanzas de maestros que hablarán para entretener a la gente (2 Tim. 4:3-4).

En Tito 2:1 hablar lo que es de acuerdo a la sana doctrina es no atender a fábulas judaicas, ni a mandamientos de hombres que se apartan de la verdad (Tito 1:14).

La SANA DOCTRINA entonces tiene que ver con la confrontación a los falsos maestros, quienes al apartarse de un corazón limpio, una buena conciencia y una fe no fingida (1 Tim. 1:5-6), vivían como pecadores en inmoralidades (1 Tim. 1:8-10), enseñaban a no comer ni casarse (1 Tim. 4:1-5), hablaban falsas enseñanzas (2 Tim. 4:3-4) y establecían mandamientos humanos con fábulas judaicas (Tito 1:14).

La SANA DOCTRINA NO TIENE QUE VER con el uso de maquillaje, faldas largas, cabellos largos, pendientes, collares, etc.

¿Qué dice Dios al respecto?
Sólo mencionaré dos textos, uno correspondiente al Antiguo Testamento y otros al Nuevo Testamento,

-          Ezequiel 16:6-13 Dios hablando a Israel le dice de manera gráfica: “Te lavé con agua, y lavé tus sangres de encima de ti, y te ungí con aceite; y te vestí de bordado, te calcé de tejón, te ceñí de lino y te cubrí de seda. Te atavié con adornos, y puse brazaletes en tus brazos y collar a tu cuello. Puse joyas en tu nariz, y zarcillos en tus orejas, y una hermosa diadema en tu cabeza. Así fuiste adornada de oro y de plata, y tu vestido era de lino fino, seda y bordado; comiste flor de harina de trigo, miel y aceite; y fuiste hermoseada en extremo, prosperaste hasta llegar a reinar.”
Pregunta: ¿Fue Dios quién puso en esta ilustración atavíos de oro y plata en Israel? Si Dios estuviera en desacuerdo en esta costumbre ¿No hubiera sido mejor que usara otra ilustración para evitar que los israelitas usaran estas cosas? ¿Es tan malo usar estas prendas o es sólo cuestión de costumbres? La respuesta está en Isaías 61:10.

-          Apocalipsis 21:2 Juan usa una gráfica de la Nueva Jerusalén comparándola con una mujer “ataviada-adornada” para su marido. ¿Cómo era el atavío de la Nueva Jerusalén? Oro, plata, piedras preciosas y perlas (Ap. 21:10-21). Pregunta: En el Antiguo Oriente ¿usaban las mujeres prometidas muchas joyas en el día de su matrimonio? El libro Usos y costumbres en Tierras bíblicas menciona: “El adorno de la novia era un asunto muy costoso y primoroso. Se concedía mucho tiempo para la preparación de su personas, ponía todo el esfuerzo para hacer su rostro brillante y lustroso, un lustre parecido al mármol. Las palbras de David deben haber sido el ideal de ella: que nuestras hijas sean como las esquinas labradas a la manera de las de un palacio (Sal. 144:12). Las guedejas oscuras de su cabello estaan siempre adornadas con perlas. Era ataviada con todas las piedras preciosas y las joyas que la familia había heredado de sus generaciones pasadas…Las festividades matrimoniales y especialmente el vestido de novia siempre serían recordados por ella. El profeta Jeremías hace una referencia a este pensamiento “¿Olvidase la virgen de su atavío y la desposada de sus sartales? (Jer. 2:32). El apóstol Juan vio a la Nueva Jerusalén dispuesta como una novia ataviada para su ritual (Ap.. 21:2)”.

Si Dios estuviera en contra de “adornarse” nunca hubiera puesto gráficas de esta manera, indicando que no ve nada de malo en esta práctica costumbrista.

Las exhortaciones del profeta Isaías a las hijas de Jerusalén (Is. 3:16-26) son para las hijas de Jerusalén durante una época en las que ellas buscaban vivir acomodadamente, con orgullo y esplendidez pero no se daban cuenta que el juicio de la caída de Jerusalén era inminente (586 a.C.). Dios no está en contra de la práctica sino en contra del espíritu confiado de estas mujeres para creer que nada malo pasaría sobre Jerusalén.

Cuando Jacob recomendó quitarse los ídolos y los zarcillos que había en su familia para presentarse a Dios en Betel, lo hizo no porque los zarcillos fueran “malos” en sí mismos, sino porque habían zarcillos que se usaban para cultos paganos (Os. 2:13).

Cuando el pueblo escuchó la noticia de que el Dios de Israel ya no andaría con ellos, se vistieron de luto (se entristecieron al máximo) y como es costumbre en Israel, ya no usaron sus joyas durante el tiempo de luto (Ex. 33:4-6). Esto no significa que Dios esté en contra del uso de joyas, sino que explica la tradición oriental de no usar joyas durante la época de tristeza o luto.

 Las recomendaciones neotestamentarias

Tanto Pablo como Pedro recomiendan a las cristianas a cuidar el carácter del espíritu frente al cuidado personal físico extremo (1 Tim. 2:9-10; 1 Pe. 3:3-4). Como regla general, los judíos no favorecían la extravagancia en el vestido, y había pocos adornos en ellos (Usos y costumbres en tierras bíblicas).  Es necesario notar que Dios no quiere que una creyente base su vida en los atavíos, sino en un espíritu apacible, sujeto y lleno de buenas obras. Sin embargo, tampoco prohíbe el uso “moderado” de los tales.

Es más, cuando Pablo y Pedro hablan de “adornos de oro, plata y perlas” no se refería a los pendientes, brazaletes, collares, etc. Sino a los adornos colocados en las trenzas que se hacían las griegas al peinarse. En otras palabras, Pablo estaba en contra de usar muchos adornos en el encrespamiento del cabello (Biblia de Jerusalén), y no menciona nada de los atavíos como pendientes, collares, etc.

Mire el texto de 1 Pedro 3:5-6 “Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos; como Sara obedecía a Abraham, llamándole señor; de la cual vosotras habéis venido a ser hijas, si hacéis el bien, sin temer ninguna amenaza.” Pregunta: ¿Era costumbre de Sara usar joyas, pendientes, brazaletes, etc? Por supuesto, ella era de Ur de los Caldeos, sin embargo la belleza de ella no estaba basada en lo que llevaba puesto, sino en la sujeción que mostraba hacia su esposo.

Dios no está en contra del uso de atavíos moderados, sino en contra de ensoberbecerse vanamente. Hay mujeres que usan muchas joyas y son altivas, y hay algunas que no usan ni una sola perla y andan envanecidas de creer que son “más santas”. Note: El problema no está en  usar o no usar joyas, el problema está en el corazón de la persona.

¿Debe la mujer usar cabello largo?

Según 1 Corintios 11:5-16 la mujer NO solo debe usar cabello largo sino también un velo físico. En realidad, el texto habla de dos cosas: un velo artificial (de tela) y un velo natural (el cabello). El término griego katakalupto traducido como “cubrirse” también se refiere al velo de tela usado por las mujeres en el Oriente. De ella deriva el término griego Apokalupto (apocalipsis = desvelar, quitar el velo). Pablo hace una exposición de las razones por las que las creyentes deben usar el velo artificial y apela a razones de “sujeción” al esposo (1 Co. 11:4-5.7) y a las razones de costumbre en Corinto (las prostitutas se rapaban el cabello) (1 Co. 11:5-6). Nótese que Pablo dice: si no quiere cubrirse (ponerse un velo) que se corte TAMBIEN el cabello (v.6) Ello indica que las mujeres en Corinto debían usar según la costumbre de su pueblo un velo artificial hecho de tela.

Luego Pablo apela a la naturaleza humana para argumentar que la mujer use del cabello largo (1 Co. 11:14-15). Aquí Pablo no usa “katakalupto (velar)” sino “peribolaion” que se traduce como “envoltura natural” (Heb. 1:12). En realidad Pablo habla de dos cosas: En el aspecto cultural apela al uso del velo de tela que era una señal de sujeción al esposo tanto en judías como en griegas, y al uso del cabello largo apela a la naturaleza misma. ¿Deberías creer que las cristianas deben usar sólo velo y no cabello largo, o no velo pero sí cabello largo, o no cabello largo ni velo? Nuestra interpretación histórico-gramatical nos obliga a ver el uso del velo como una costumbre propia en Medio Oriente, y por lo tanto regional y temporal, pero el uso del cabello largo es algo NATURAL y por lo tanto permanente. En otras palabras, el uso del velo era temporal específicamente para los creyentes en Corintio pero el uso del cabello largo debe ser una responsabilidad de todas las mujeres porque es por causa de la naturaleza. ¿Qué tan largo? La Biblia no lo dice, argumentar que debe ser largo como el velo de las judías, sería llevarlo hasta los tobillos, porque históricamente hasta allí ellas llevaban el velo en la época de Pablo. No muchas mujeres estarían contentas con llevar una cabellera tan larga, además, como la Biblia no menciona el largo del cabello, se deja a la libertad de cada creyente usarlo como mejor crea conveniente. Sería bueno preguntarnos ¿hasta dónde debería ser el largo de una falda? Mientras no llame la atención de la gente no hay problema, pero sí pregúntese antes ¿agrada a Dios este vestido o falda que usaré o motivará a otros al pecado? Si la respuesta es que agrada a Dios úsela sin problema, pero si sabe que causará en otros algunos sentimientos pecaminosos, no lo use. El tema del largo de un vestido está en usted y en su relación con Dios, no en parámetros y normar de imposición humana. Usted debe ser lo suficientemente madura para saber escoger la vestimenta correcta según su libertad, modestia y pudor en Cristo.


Para concluir: Creer que llevar una larga cabellera, una falda larga, no usar maquillajes, etc. son demostraciones de santidad “externa” y “sana doctrina” es engañar a nuestro intelecto, ignorar el mensaje de la Biblia, y llegar a un legalismo extremo sin vivir en la libertad con que Cristo no ha hecho libres. Cada hermana es libre de escoger con “piedad y modestia”una vestimenta apropiada para reflejar seriedad. Cada hermana es libre de escoger si usa o no atavíos y maquillaje; si lo hace es bueno y si no lo hace es mejor, cada quien es libre de escoger ante Cristo lo mejor para sí. Pero jamás debemos apelar a parámetros ni normas humanas. Recuerde, usted sirve a Cristo y sólo por él será juzgado.

martes, 13 de enero de 2015

Consumado es - ¿Transacción económica o grito de amor?

Después de una largo jornada sin escribir, vuelvo compartiendo este interesante tema de estudio.


Juan 19:30 es un verso clave para entender la obra de Cristo en la cruz pagando la deuda completa del ser humano frente a su Padre.

Existen básicamente tres acepciones para el término griego τετελεσται que se traduce como "Consumado". Strong define este término con su raíz primaria de τελέω que significa "pagar una deuda". En el contexto cultural neotestamentario:

  • Era una palabra usada por un siervo cuando volvía a su amo después de haber terminado una tarea. Con esta palabra el esclavo decía: El trabajo está acabado.
  • Esta palabra también era un término de la vida comercial griega. Se usaba cuando se realizaba el pago completo y final de una deuda. Existen también antiguos recibos con esta palabra impresa, lo que indica que la deuda había sido pagada completamente.
  • Era un término también usado por los religiosos judíos quienes al buscar un cordero para el sacrificio el templo lo hacían con mucha cautela y al encontrarlo decía "tetelestai": el trabajo está cumplido.
Sin embargo, es bueno resaltar que Nuestro Señor "probablemente" habló el griego, ya que era la lengua predominante en el mundo. Es muy seguro que hablase el arameo al vivir en Galilea y el Hebreo (por ser judío y leer los rollos de la Torah y recitar las brakhot - bendiciones-). ¿Pudo hablar el latín? No lo sabemos, aunque era la lengua imperial y según Jn. 19 Jesús habló con Pilatos, ¿En arameo?¿griego?¿latín? ¿Con intérprete o sin él?. Pero según el contexto bíblico de la crucifixión, nuestro Señor como buen judío usó el hebreo durante su crucifixión al recitar textualmente los Salmos mesiánicos de sufrimiento.

En Lucas 23:46 leemos: "En tus manos encomiendo mi espíritu" tomado del Salmo 31:5. Jesús tuvo que hablarlo en hebreo porque un judío no debía recitar textos del Tanakh en otro idioma. 

En Mateo 27:46 leemos: "Dios mío, Dios mío ¿por qué me has desamparado?" tomado de dos textos bíblicos originalmente. Según cuentan los evangelistas al "transliterar" lo mencionado por Jesús transcriben "Eli eli lama sabactani".

Literalmente el vocativo del texto es tomado de Salmos 22:1 "Eli eli". Sin embargo, "Lamah azavtani" no encaja fonéticamente con el "lama sabactani" que transcribió fonéticamente el evangelista Mateo. Comparando el texto de Salmo 42:9 "lamah shakajtani" (por qué te has olvidado de mí) encontramos la gran similitud con "lama sabajtani"(fonética griega). En otras palabras, según los evangelistas, quienes transcribieron la fonética de lo mencionado por Jesús en la cruz, él mezclo en hebreo dos pasajes de los Salmos, Salmos 22:1 y Salmo 42:9. Literalmente Jesús decía en hebreo: "Dios mío, Dios mío ¿Por qué te has olvidado de mí?".

Según estos argumentos, Jesús habló el hebreo en su crucifixión, además recordamos que para los Judíos, el idioma hebreo es especial y era el más usado en Jerusalem donde murió Jesús.

Ahora, aunque Jesús habló el hebreo en la cruz, Juan el evangelista menciona el término griego para consumado es. Existe en el hebreo dos equivalentes para "consumado".

  1. כָּלָא es una palabra hebreo que se traduce como terminar, acabar y consumar. Es probable que Jesús haya clamado KALA en la cruz al decir "consumado es". Lo más interesante es que esta palabra es equivalente a NOVIA y puede ser también traducida así. Cuando Jesús moría en la cruz, al gritar KALA no solo hablaba de "terminar" la obra de Dios a la que vino sino que mencionó el propósito de esa obra, su NOVIA. El último grito de Jesús en la cruz fue por su amada.
  2.  נשלם es otra palabra que podría ser traducida como "consumado". Su raíz viene de la palabra SHALOM y puede traducirse como "hacer la paz completando (la obra)". Esto nos recuerda nuevamente el amor de Dios en Ro. 5 cuando al estar justificados tenemos paz para con Dios. Así lo traduce la versión hebrea Haberit Hahadasha Haderekh. 
Tal vez, al estar en la cruz, cuando Jesús dijo: Consumado es, gritaba de amor por su novia, pidiendo a Dios hacer paz con el hombre, pues la deuda estaba pagada.

martes, 25 de noviembre de 2014

El Imperio del Anticristo ¿Europa o Medio Oriente?

Escrito por Abrahan Salazar

La visión de Daniel y de Juan:

Cuando se estudia escatología, y se toca el tema del Imperio del Anticristo básicamente se usan algunos capítulos del libro de Daniel y de Apocalipsis para desarrollar el tema.

Daniel 2:31-45
“Tú,  oh rey,  veías,  y he aquí una gran imagen.  Esta imagen,  que era muy grande,  y cuya gloria era muy sublime,  estaba en pie delante de ti,  y su aspecto era terrible. La cabeza de esta imagen era de oro fino;  su pecho y sus brazos,  de plata;  su vientre y sus muslos,  de bronce;  sus piernas,  de hierro;  sus pies,  en parte de hierro y en parte de barro cocido. Estabas mirando,  hasta que una piedra fue cortada,  no con mano,  e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido,  y los desmenuzó. Entonces fueron desmenuzados también el hierro,  el barro cocido,  el bronce,  la plata y el oro,  y fueron como tamo de las eras del verano,  y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno.  Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra. Este es el sueño;  también la interpretación de él diremos en presencia del rey. Tú,  oh rey,  eres rey de reyes;  porque el Dios del cielo te ha dado reino,  poder,  fuerza y majestad. Y dondequiera que habitan hijos de hombres,  bestias del campo y aves del cielo,  él los ha entregado en tu mano,  y te ha dado el dominio sobre todo;  tú eres aquella cabeza de oro.  Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo;  y luego un tercer reino de bronce,  el cual dominará sobre toda la tierra. Y el cuarto reino será fuerte como hierro;  y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas,  desmenuzará y quebrantará todo. Y lo que viste de los pies y los dedos,  en parte de barro cocido de alfarero y en parte de hierro,  será un reino dividido;  mas habrá en él algo de la fuerza del hierro,  así como viste hierro mezclado con barro cocido. Y por ser los dedos de los pies en parte de hierro y en parte de barro cocido,  el reino será en parte fuerte,  y en parte frágil. Así como viste el hierro mezclado con barro,  se mezclarán por medio de alianzas humanas;  pero no se unirán el uno con el otro,  como el hierro no se mezcla con el barro. Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido,  ni será el reino dejado a otro pueblo;  desmenuzará y consumirá a todos estos reinos,  pero él permanecerá para siempre, de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra,  no con mano,  la cual desmenuzó el hierro,  el bronce,  el barro,  la plata y el oro.  El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir;  y el sueño es verdadero,  y fiel su interpretación.”

En Daniel 2, el impío Rey de Babilonia llamado Nabucodonosor tiene un sueño que no podían interpretar sus adivinos. El joven profeta Daniel es entonces revelado por Dios para interpretar el sueño al Rey. Lo que Nabucodonosor había visto eran los imperios mundiales, paganos y terrenales que gobernarían al mundo hasta la segunda venida de Cristo. Nabucodonosor ve una estatua gigantesca que estaba compuesta de varios metales: Oro – plata – bronce – hierro – hierro con barro cocido.

Harold L. Willmington explica: “La estatua representaba cuatro poderes gentiles mundiales. (1) La cabeza de oro era Babilonia. (2) El pecho y los brazos de plata era Persia. (3) El vientre y los muslos de bronce era Grecia. (4) Las piernas de hierro y los pies en parte de hierro y en parte de barro era Roma. – En el tiempo del último de estos poderes mundiales el Dios del cielo va a hacer añicos todos los reinos del mundo por medio de su piedra (El Señor Jesucristo) y establecerá un reino eterno” [1]

Merril F. Unger escribe: “La gran imagen o coloso, como fue interpretado por Daniel, simboliza todo el periodo conocido en la profecía como los tiempos de los gentiles (Lc. 21:24)…Los cuatro metales simbolizan cuatro imperios: Babilónico, medopersa, greco-macedónico y romano. El cuatro reino (Roma), es considerado panorámicamente, como había de existir en su antigua gloria imperial, y divido en dos imperios – oriental y occidental – en 364 a.C. (las dos piernas). Las dos divisiones disftrutarán al final de una avivamiento político en los Estados Unidos de Europa integrado por diez estados dictatoriales (hierro) y democráticos (barro). Luego la “piedra” sobrenatural atacará y destruirá el poder mundial gentil y restaurará el reino a Israel (Hch. 1:6)”[2]

La visión tradicional de la escatología es como la que ha presentado Harold L. Willmington y Merril F. Unger.


Material
Imperio
Cabeza
Oro
Babilonia
Pecho
Plata
Medo – Persa
Vientre y muslos
Bronce
Grecia
Piernas
Hierro
Roma
Pies
Hierro y barro cocido
Roma revivida

Sin embargo ¿Representan las piernas de hierro a Roma y los pies a Roma revivida en 10 naciones?
Daniel le dice a Nabucodonosor: “tú eres aquella cabeza de oro” (Dn. 2:38). Es indiscutible que la cabeza de oro de la imagen represente al imperio babilónico. Con Babilonia y el cautiverio se inicia el tiempo de los gentiles pues allí comienza Jerusalén a ser hollada por las naciones gentiles, además de perder su autonomía y el gobierno de la prole de David.

Daniel luego dice: “Y después de ti se levantará otro reino inferior al tuyo” (Dn. 2:39a). Este reino inferior al de Babilonia es Media – Persia (según Dn. 8:20-21) era un reino débil por lo que necesito de la unión.
Luego Daniel dice: “un tercer reino de bronce, el cual dominará sobre toda la tierra” (Dn. 2:39b). Es indiscutible por las referencias dadas por Daniel que este reino se trate de Grecia. En Dn. 8:20-21 se habla de la llegada del Imperio Griego como sucesor del Imperio Medo – Persa. El cual “dominará toda la tierra” es una clara referencia a la situación geográfica de Grecia que en su expansión llegó más allá que los imperios anteriores.

Continúa Daniel: “Y el cuarto reino será fuerte como hierro;  y como el hierro desmenuza y rompe todas las cosas,  desmenuzará y quebrantará todo” (Dn. 2:40). ¿Podría ser el Imperio Romano?
La Biblia de Jerusalén traduce el texto: “Y habrá un cuarto reino, duro como el hierro, como el hierro que todo lo pulveriza y machaca: como el hierro qué aplasta, así él pulverizará y aplastará a todos los otros.

La versión Torres – Amat traduce: “Y el cuarto reino será como el hierro. Al modo que el hierro desmenuza y doma todas las cosas, así este reino destrozará y desmenuzará a todos los demás.
¿Cumplió esto Roma? No, ni geográficamente ni históricamente:

Geográficamente  el Imperio Romano sólo abarcó todas las tierras que rodean el Mar Mediterráneo, nunca llegó a Babilonia (el centro, la cabeza de oro – Dn. v. 38) que era la cabeza de todos los otros imperios.  Roma nunca aplastó los territorios de los otros imperios.

El Imperio babilónico





Véase que geográficamente cubre Medio-oriente y Babilonia (cabeza de la estatua) está incluida.

Imperio Medo Persa


Véase que geográficamente cubre Medio-oriente y Babilonia (cabeza de la estatua) está incluida.

Imperio Griego


Véase que geográficamente cubre Medio-oriente y Babilonia (cabeza de la estatua) está incluida.

Imperio Romano


Véase que el territorio que ocupa es básicamente OCCIDENTAL, geográficamente no “aplasta” a los demás imperios pues no ocupa sus territorios orientales. Babilonia (la cabeza de los imperios) no está incluida.

Roma es un imperio OCCIDENTAL mientras que los otros tres son básicamente ORIENTALES. Algunos sustentan que Roma debe ser el cuarto imperio pues no se ha levantado en la Historia un imperio más grande que éste. Sin embargo esto no es verdad.

Históricamente eso no es cierto.
En el año 395 d. C. se divide el imperio Romano en Oriente y Occidente. En el año 330 d.C. el emperador Constantino traspasó la capital del Imperio Romano al Oriente en Constantinopla. Este imperio Romano de oriente es el que luego se convirtió en el Imperio Bizantino y duró más que el imperio romano de occidente. Cuando se pregunta ¿cuándo cayó el imperio romano? La mayoría de las personas dirían 476 d.C. sin embargo eso es mentira. El imperio Romano de Occidente SI cayó en el 476 d.C. pero el de Oriente duró hasta el 1453 d.C. así que el “Imperio Romano” no cayó completamente sino hasta 1453 d.C. Con la expansión del Islam, en 1453 d.C. se toma la Ciudad de Constantinopla por lo musulmanes turcos otomanos. Desde aquí se empieza un imperio más grande y fuerte que el Imperio Romano y es el Imperio Musulmán Otomano o Turco Otomano que geográficamente ocupó los territorios de los antiguos imperios Babilónico, Medo-Persa y Griego. 


Es entonces el Imperio Musulmán Otomano el que históricamente y geográficamente cumple al pie de la letra la profecía de Dn. 2.[1]

El imperio Musulmán Otomano terminó después de casi 470 años (1923 d.C) cuando se constituye en la República de Turquía. [1]

Los pies de hierro mezclados con barro es la unión de naciones fuertes y débiles (Dn. 2:41-43). Véase que los pies tienen algunas características a considerar:

-          Son una extensión de las piernas de hierro y el imperio que gobernará al final de los tiempos: Esto significa que si el cuarto imperio es el Imperio Otomano Turco Musulmán y no Roma, el imperio que gobernará al final de los tiempos tiene que ser un imperio Oriental centrado en naciones musulmanas no europeas.


-          Serán la mezcla de 10 naciones débiles y fuertes: Las naciones probables que pueden formar el imperio del Anticristo son naciones actuales que antiguamente fueron ocupadas por los imperios orientales descritos por Daniel (Babilonia, Medo-Persas, Griego, Otomanos). Una vista rápida a los mapas anteriores de los imperios antiguos y al mapa actual nos llevará a concluir que existen básicamente 10 naciones actuales que son musulmanas que estuvieron incluidas en los territorios gobernados antiguamente por estos imperios. Estas naciones probablemente sean:

Egipto – Siria – Turquía – Jordania – Líbano – Sudán o Libia – Irak – Irán – Pakistán – Arabia Saudita. De estas diez naciones musulmanas hay algunas que son ultra-radicales en el Islam, otras semidemocráticas y otras básicamente religiosas. Cuando el Anticristo (el líder del último imperio mundial) surja, tendrá que unir estas 10 naciones musulmanas, él se presentará así mismo con un Califa, un Imam Mahdi [Mesías] para conquistaral Mundo para el Islam.Cuando el Anticristo surja se presentará como aquel Califa para restaurara las naciones musulmanas el poder y señorío en el mundo, además de proclamar la unidad de las naciones musulmanas para convertir al mundo al Islam.
-          Estas naciones se “mezclarán”: Es interesante que la palabra “mezclar” en arameo ARAB (en hebreo עָרַב), de donde proviene la palabra “árabe”. Será la unión de los árabes la alianza humana que una estas diez naciones.

Nótese también que Dios destruye simultáneamente a “todos” los imperios (Dn. 2:45) algo que sólo podría ocurrir si todos los imperios incluyendo el último fueran orientales.

Daniel 7:2-8
“Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y he aquí que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. Y cuatro bestias grandes,  diferentes la una de la otra,  subían del mar. La primera era como león,  y tenía alas de águila.  Yo estaba mirando hasta que sus alas fueron arrancadas,  y fue levantada del suelo y se puso enhiesta sobre los pies a manera de hombre,  y le fue dado corazón de hombre. Y he aquí otra segunda bestia,  semejante a un oso,  la cual se alzaba de un costado más que del otro,  y tenía en su boca tres costillas entre los dientes;  y le fue dicho así: Levántate, devora mucha carne. Después de esto miré,  y he aquí otra,  semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas; tenía también esta bestia cuatro cabezas; y le fue dado dominio. Después de esto miraba yo en las visiones de la noche,  y he aquí la cuarta bestia, espantosa y terrible y en gran manera fuerte,  la cual tenía unos dientes grandes de hierro; devoraba y desmenuzaba,  y las sobras hollaba con sus pies,  y era muy diferente de todas las bestias que vi antes de ella,  y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuernos,  he aquí que otro cuerno pequeño salía entre ellos,  y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros; y he aquí que este cuerno tenía ojos como de hombre,  y una boca que hablaba grandes cosas.”

Matew Henry comenta: “Las cuatro bestias significaban los mismos cuatro imperios que las cuatro partes de la imagen de Nabucodonosor.”[2]

La Biblia del Diario Vivir comenta: “Daniel tuvo una visión de cuatro animales, y cada uno representaba un imperio mundial. Fue similar al sueño que Nabucodonosor tuvo en el capitulo 2.”[3]

Por lo tanto, no es difícil identificar a las bestias y sus representaciones simbólicas.

La primera bestia:

-          Como león con alas de águila: Esta bestia representa al imperio babilónico (Jer. 4:6-7, 49:19-22).

-          Como León: indica la fuerza del imperio.

-          Alas de águila: indica la velocidad de sus conquistas.

La segunda bestia:

-          Como oso con tres costillas en la boca: Esta bestia representa al imperio Medo-Persa.

-          Como oso: Indica la potencia aplastante del imperio.

-          Tres costillas: Indica las tres provincias mayores conquistadas por los Medo – Persas (Babilonia, Egipto, Lidia).

La tercera bestia:

-          Como un leopardo con cuatro alas y cuatro cabezas: Esta bestia representa al Imperio Griego.

-          Como leopardo: Indica la agilidad de las conquista de este imperio.

-          Cuatro cabezas: Indica los cuatro generales del imperio Griego. Seleuco – Casandro – Ptolomeo – Lisímaco.

La cuarta bestia:

-          Indescriptible, espantosa, terrible y fuerte en gran manera: ¿Es el Imperio Romano? Si en el capítulo 2 no era el imperio de Roma, tampoco lo es en este capítulo. ¿Es el Imperio Turco0 Otomano? Es lo más probable sin embargo Merrill F. Unger comenta: “El cuerno pequeño, v. 8, prefigurando por Antíoco Epífanes (8:23-25), es el anticristo de los últimos días, el hombre de pecado en 2 Ts. 2:3-4, el rey de Dn. 11:36-45, la bestia de Ap. 13:4-10, el último y terrible gobernante de los tiempos de los gentiles, quién será destruido por el Mesías en su segundo advenimiento (Ap. 19:20)”[4]. Si es comúnmente aceptado que el cuerno pequeño de Dn. 7:8 es el Anticristo, es preferible considerar a esta última bestia como el último imperio o el imperio del Anticristo[5].

-          Tiene 10 cuernos: Deben ser los países que geográficamente hayan cubierto los territorios de los anteriores tres imperios ya que al parecer esta cuarta bestia (imperio del Anticristo) no es más que la fusión de las otras tres (Ap. 13:1). Estos países pueden ser con mucha probabilidad: Egipto – Siria – Turquía – Jordania – Líbano – Sudán o Libia – Irak – Irán – Pakistán – Arabia Saudita.

-          Versos 8 – 27: Se narra todo lo que acontecerá en durante la época que se conoce como la gran tribulación.

Apocalipsis 13:1-2

“Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.”

Quisiera ahora basarme en la descripción que da Juan sobre esta bestia. Los comentaristas de la Biblia ven esta bestia como al Anticristo en persona[6], sin embargo el término bestia [como es usado proféticamente en Daniel] puede ser aplicado al Imperio como al gobernante.

Este imperio visto por Juan tiene algunas características importantes:
-          Tiene siete cabezas:Es comúnmente aceptado por los comentaristas escatológicos que las siete cabezas con los siete imperios que han gobernado el mundo. Seis y han pasado y el último está por venir. La visión tradicional sería esta:

1era cabeza: Imperio Egipcio
2da cabeza: Imperio Asirio
3era cabeza: Imperio Babilónico
4ta cabeza: Imperio Medo - persa
5ta cabeza: Imperio Griego
6ta cabeza: Imperio Romano[7]
7ma cabeza: Imperio del Anticristo

Sin embargo, este tipo de clasificación es errónea. Nótese que es la bestia de Apocalipsis que TIENE siete cabezas. Si esta bestia (imperio) tiene siete cabezas, ¿Cómo puede él ser una de las cabezas? Este tipo de clasificación se hace porque no se considera al Imperio Turco Otomano como uno de los imperios también importantes de la Historia. La visión Bíblica sería esta:

Bestia = Imperio del Anticristo
1era cabeza: Imperio Egipcio
2da cabeza: Imperio Asirio
3era cabeza: Imperio Babilónico
4ta cabeza: Imperio Medo - persa
5ta cabeza: Imperio Griego
6ta cabeza: Imperio Romano
7ma cabeza: Imperio Otomano

Este tipo de sustento lo podemos encontrar en Ap. 17:7-12, donde se ve a la misma bestia con siete cabezas y se explica lo siguiente:

En Ap. 17:3 Juan dice: “Y me llevó en el Espíritu al desierto; y vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos”. Juan ve aquí a la Gran Ramera viniendo en la Bestia del cap. 13, que tenía 7 cabezas y diez cuernos.

En Ap. 17:7 el ángel le dice a Juan: “Y el ángel me dijo: ¿Por qué te asombras? Yo te diré el misterio de la mujer, y de la bestia que la trae, la cual tiene las siete cabezas y los diez cuernos.”.  Se vuelve a recalcar que la bestia tiene siete cabezas y diez cuernos.

Ahora, en Ap. 17:8 el ángel le va a decir a Juan que la bestia que veía en aquel momento en visión, AUN NO EXISTÍA pero que SI HABÍA EXISTIDO en un tiempo anterior: “La bestia que has visto, era, y no es; y está para subir del abismo e ir a perdición” Esta bestia había existido en algún momento en la historia (era) pero en el tiempo de Juan NO EXISTÍA (no es) y volvería a resurgir de las cenizas (está para subir del abismo). Si decimos que el Imperio del Anticristo será la “reavivación” del Imperio Romano, ¿cómo podría cumplirse esto? Roma SI existía en el tiempo de Juan, pero el ángel dice que la bestia (imperio del Anticristo) NO existía en aquel momento. Entonces, es improbable que sea Roma reavivada la cuna del poder del anticristo y de su imperio.

Luego, el ángel insiste por segunda vez en el versículo que la Bestia No existía en el tiempo de Juan: “y los moradores de la tierra, aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida, se asombrarán viendo la bestia que era y no es, y será.”[8]

El ángel sigue con su explicación y dice: “Esto, para la mente que tenga sabiduría: Las siete cabezas son siete montes, sobre los cuales se sienta la mujer, y son siete reyes.”

Harold L. Willmington dice al respecto: “(7) Puede que tenga su cuartel general en Roma (17:9). Roma está asentada sobre siete montes”[9].

Willmington interpreta los montes como “literales” e indica que como Roma está asentada sobre siete “COLINAS” entonces es la Gran Ramera. Sin embargo el ángel le explica en el verso 10 que esas 7 cabezas son MONTES sobre los cuales se sienta la mujer [es lógico que la mujer se sentara sobre esas siete cabeza porque ella venía montada sobre la bestia Ap. 17:1] y que son 7 REYES.

Los montes son símbolos proféticos de imperios y de reinados[10] . Pero si se quiere tomar literalmente como lo hace Willmington, entonces podemos decir que Roma no cumple la profecía pues se sienta sobre siete COLINAS y NO MONTES. Una de las ciudades musulmanas que SI SE SIENTA SOBRE SIETE MONTES es la MECA. Esta ciudad es el centro religioso del Islam en todo el mundo, y está asentada geográficamente sobre siete montes.

Esas siete cabezas, son siete reinados (reyes) o imperios, pero el ángel le revela algo más a Juan sobre esas siete cabezas(imperios): “Cinco de ellos han caído; uno es, y el otro aún no ha venido; y cuando venga, es necesario que dure breve tiempo”. Vamos a estudiar estas descripciones:

1º Cinco de ellos han caído: cinco imperios ya habían caído en el tiempo de Juan.
2º Uno es: Uno de esos imperios existía en el tiempo de Juan.
3º El otro aun no viene, y cuando venga tiene que durar breve tiempo: Este es un imperio de corto duración que estaba aún por venir.

Para la visión tradicional de la escatología sería algo así:

Bestia = Imperio del Anticristo
1era cabeza: Imperio Egipcio (caído)
2da cabeza: Imperio Asirio (caído)
3era cabeza: Imperio Babilónico (caído)
4ta cabeza: Imperio Medo – persa (caído)
5ta cabeza: Imperio Griego (caído)
6ta cabeza: Imperio Romano (ES)
7ma cabeza: Imperio del anticristo (ESTA POR VENIR)

Pero como expliqué anteriormente, ¿Cómo puede ser la 7ma cabeza el imperio del Anticristo si es la bestia que tiene esas 7 cabezas el imperio del Anticristo?

La visión escatológica correcta sería incluyendo al Imperio Otomano:

Bestia = Imperio del Anticristo  (No era en el Tiempo de Juan)
1era cabeza: Imperio Egipcio (caído)
2da cabeza: Imperio Asirio (caído)
3era cabeza: Imperio Babilónico (caído)
4ta cabeza: Imperio Medo – persa (caído)
5ta cabeza: Imperio Griego (caído)
6ta cabeza: Imperio Romano (ES)
7ma cabeza: Imperio Turco Otomano (ESTA POR VENIR)

La 7ma cabeza es el Imperio turco otomano que para el tiempo de Juan estaba por venir. Recuérdese que Juan escribe el Apocalipsis cerca del año 100 d.C. y el Imperio Turco Otomano NO aparece sino hasta 1453 d.C. así que era un imperio que estaba por venir tal como lo indica el ángel.

Otra de las características de la séptima cabeza es que duraría breve tiempo. El Imperio Romano empezó a gobernar sobre Judá cerca del año 63 d.C. y no cayó históricamente sino hasta que tanto el Imperio romano de oriente y de occidente cayeran (Occidente cayó en 476 d.C. pero Oriente no cayó sino hasta 1453 d.C.), por lo tanto el Imperio Romano tuvo una duración de cerca de 1516 años totales de gobierno.  El Imperio Turco Otomano empezó con la caída de Roma de Oriente (1453 d.C.) y duró hasta 1923 d.C. (con la constitución de la República de Turquía) lo que hace un total de 470 años. En comparación a Roma, es un “breve” tiempo el que duró la séptima cabeza.

Luego el ángel centra nuevamente su atención a la bestia que tenía las 7 cabezas y dice: “La bestia que era, y no es, es también el octavo; y es de entre los siete, y va a la perdición.” (Ap. 17:11)

Analicemos lo dicho por el ángel acerca de esta bestia:

1º La bestia ERA: Había existido ANTES de la época de Juan

2º NO ES: No existía en la época de Juan.

3º Es también el OCTAVO: ¿Qué quiere decir esto?Que el Imperio del Anticristo debe ser el OCTAVO IMPERIO en levantarse, y debe ser el FINAL.

Si consideramos que Roma reavivada (imperio del Anticristo) será la séptima cabeza de la bestia o el séptimo imperio en levantarse, tuviéramos la siguiente figura:


Bestia = Imperio del Anticristo (ES EL OCTAVO IMPERIO)
1era cabeza: Imperio Egipcio
2da cabeza: Imperio Asirio
3era cabeza: Imperio Babilónico
4ta cabeza: Imperio Medo – persa
5ta cabeza: Imperio Griego
6ta cabeza: Imperio Romano
7ma cabeza: 7mo ImperioROMA REVIVIDA (IMPERIO DEL ANTICRISTO)

Entonces, ¿Cuál sería el Imperio del Anticristo? ¿El séptimo o el octavo imperio?
Creo firmemente que esta interpretación es la correcta y la que más se ajusta analíticamente a lo dicho por Juan en el Apocalipsis:

Bestia = Imperio del Anticristo (ES EL OCTAVO IMPERIO)
1era cabeza: Imperio Egipcio
2da cabeza: Imperio Asirio
3era cabeza: Imperio Babilónico
4ta cabeza: Imperio Medo – persa
5ta cabeza: Imperio Griego
6ta cabeza: Imperio Romano
7ma cabeza: Imperio Turco Otomano (7mo imperio)

4º Y es de entre los siete: ¿Qué quiere decir esto? Que el Imperio del Anticristo debe ser el resurgimiento de uno de los 7 imperios mencionados anteriormente.
Los siete imperios son estos:

1ero: Imperio Egipcio (Occidental)
2do: Imperio Asirio (Oriental)
3ero: Imperio Babilónico (Oriental)
4to: Imperio Medo – persa (Oriental)
5to: Imperio Griego (Oriental)
6to: Imperio Romano (Occidental)
7mo: Imperio Turco Otomano (Oriental)

Se supone que si ES uno de los SIETE pero a la vez es el OCTAVO, quiere decir que el octavo imperio en levantarse debe ser el “resurgimiento” de un Imperio Antiguo. ¿Puede ser Roma? Hemos demostrado que No. Según lo ya revelado en Daniel 2 y 7 el próximo Imperio en levantarse debe ser Oriental. ¿Podría ser el resurgimiento del Imperio otomano? Tampoco. El ángel le dice a Juan que la Bestia ERA (había existido antes de época de Juan) y que YA NO EXISTÍA en su época. El Imperio Otomano No existía antes de Juan, así que es improbable el resurgimiento del Imperio Otomano específicamente.Veamos que imperios existían en el Tiempo de Juan y cual era el que NO EXISTIA específicamente:

1ero: Imperio Egipcio (Sí existía, como el país de Egipto, territorio gobernado por Roma [Mt. 2:14])
2do: Imperio Asirio (No existía, estaba absolutamente enterrado en la memoria de los historiadores)
3ero: Imperio Babilónico (Si existía, como la ciudad de Babilonia, territorio NO gobernado por Roma [1 Pe. 5:13])
4to: Imperio Medo– persa (Sí existía, como las ciudad de Meda y Elam [Hch. 2:9])
5to: Imperio Griego (Sí existía, como las ciudades de Grecia – capital Atenas, territorio gobernado por Roma [Hch. 17:16])
6to: Imperio Romano (Existía en el tiempo de Juan como el Imperio gobernante)

El imperio que NO existía en el tiempo de Juan era el Imperio Asirio. Si consideramos a Asiria como el octavo imperio entonces la profecía encaja correctamente:

Bestia = Imperio del Anticristo (ES EL OCTAVO IMPERIO – resurgimiento de Asiria)
1era cabeza: Imperio Egipcio
2da cabeza: Imperio Asirio
3era cabeza: Imperio Babilónico
4ta cabeza: Imperio Medo – persa
5ta cabeza: Imperio Griego
6ta cabeza: Imperio Romano
7ma cabeza: Imperio Turco Otomano (7mo imperio)

“La bestia que era (existía), y no es (NO existe ahora – tiempo de Juan), es también el octavo (octavo imperio final); y es de entre los siete (resurgimiento de Asiria), y va a la perdición.”

Pero, ¿Puede la ciudad casi extinta ciudad de Asiria resurgir al final de los tiempos?...¿Le sorprende verdad? No es de extrañarse, mire lo que dice Apocalipsis 13:2-3: “Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte (Imperio Asirio), pero su herida mortal fue sanada (resurgimiento profético de Asiria en el escenario final);  y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia”.

Conclusión: Todo el plano profético nos remonta al medio oriente. El anticristo debe ser un musulmán que gobierne el mundo al final de los tiempos. Las naciones que se unirán para darle su poder al Anticristo no serán naciones europeas, sino como lo muestra la profecía Bíblica, serán naciones árabes.



[1] Auxiliar Bíblico Portavoz pg. 247
[2] Nuevo Manual Bíblico de Unger pg. 294-295
[1]La Enciclopedia Autodidacta Océano Tomo IV pg. 1912. dice: “Los turcos eran un pueblo guerrero que en la antigüedad se asentaron en las fronteras del Imperio Chino. Tomaron contacto con los árabes cuando éstos se expandieron por el Oriente, se islamizaron y entraron como mercenarios al servicio de los califas de Bagdad. A partir del año 960, las tribus turcas se vieron obligadas a emigrar hacia el oeste ante la amenaza del emperador chino Tai-Tsu. Una de estas tribus, la de los chuz, atacó y derribó al califato de Bagdad haciéndose del poder. A mediados del siglo XI llegaron a Asia Menor y provocaron la reacción occidental que se concretó en las cruzadas. Otra rama de los turcos, los otomanos, provocó la caída del Imperio Bizantino. Con Otmán I (1281-1326), fundador de la dinastía Otomana, se convirtieron al islamismo y a partir de 1308 se lanzaron contra Bizancio…Con Mohamed II (1451-1481) se llegó al fin del Imperio Bizantino, reducido casi a capital.”

[1]Diccionario Enciclopédico Ilustrado Sopena Tomo IV pg. 3560-3562 dice: “Operándose entonces importantes cambios en la constitución interna de Turquía, se estableció la Gran Asamblea Nacional con residencia en Angora (Ankara), que pasó a ser de hecho la capital de Turquía; el Sultán Mahomet VI, que había subido al trono en 1918 por muerte de su hermano Mahomet V, fue depuesto. El antiguo nombre de “Imperio Otomano” fue reemplazado por el de “Turquía”; y, abolidas las funciones del Sultán, se eligió un califa, que fue Abdul Meyid, hijo del sultán Abdulaziz y primo del sultán destruido. Pero la corriente transformadora del Imperio Otomano no se detuvo ya hasta completar su obra; a fines de 1923 proclamó la República; en los comienzos de 1924 se completó la revolución aboliendo finalmente el califato, y Turquía quedó definitivamente constituida en República presidida por Mustafá Kemal, que con ayuda de la Gran Asamblea Nacional de Angora, venía ya rigiendo los destinos del país a finales de la Primera Guerra Mundial”. 

[2]Comentario Bíblico de Matew Henry – comentario sobre Daniel 7

[3] Biblia del Diario Vivir – comentario sobre Daniel 7

[4]Nuevo Manual Bíblico de Unger Pg. 297-298

[5] Algunos podrían hablar de la ley de la Profecía de Doble referencia que tiene un cumplimiento en el pasado y lo tendrá en el futuro en la persona del Anticristo, sin embargo, esta cuarta bestia está en plena relación con eventos escatológicos que se producirán en la tribulación. Harold L. Willintong  dice acerca de esta cuarta bestia: “En el 476 d.C. [el imperio Romano] este monstruo se “retiro” a su cubil por un tiempo para invernar. Será despertado en forma de diez naciones durante la tribulación por el cuerno pequeño, que no es otro que el Anticristo”. Willintong está premeditando la mente del estudiante para que entienda que esta cuarta bestia debe ser Roma y que será en el futuro “roma revivida” para ser el Imperio del Anticristo. Sin embargo, por las conexiones escatológicas de la cuarta bestia es más sencillo y claro para mí entender que esta cuarta bestia es simplemente el Imperio del Anticristo y no ver una regla hermenéutica de ley de doble referencia profética.

[7] Aunque Roma era un imperio básicamente occidental, se le considera como uno de los imperios “generales” que gobernaron el mundo en la historia. Egipto también era un imperio básicamente occidental, sin embargo, es considerado como el 1er imperio “general” en la historia, inclusive secular. Además, Egipto y Roma han tenido trascendencia en la Historia del pueblo de Israel.
[8] Merrill F. Unger comentando ese versículo dice: “ERA (existió) en los días de Juan, Y NO ES (se profetizó que cesaría, y así ocurrió, como imperio unificado, en el año 476 d.C.)” – Nuevo Manual Bíblico de Unger pg. 668. Sin embargo, vea que Unger está interpretando el verbo “SER” (en pasado y presente) desde SU PERSPECTIVA HISTÓRICA. Cuando Unger ve en la Biblia que la bestia “era” y “no es” él dice: La bestia “era” en los días de Juan y “no es” en esta época. Pero ESO es MALINTERPRETAR EL TEXTO. El verbo “ser” en tiempo pasado y presente NO debe interpretarse desde esta época sino desde la época en que Juan escribe el Apocalipsis. El ángel está hablando directamente con Juan NO con nosotros.  Cuando el ángel le dice a Juan: “la bestia NO ES” le está indicando que la Bestia NO EXISTÍA EN LA ÉPOCA DE JUAN, NO NOS ESTÁ DICIENDO A NOSOTROS QUE LA BESTIA NO EXISTE EN LA ACTUALIDAD.Al parecer Unger y algunos comentaristas escatológicos tienen serios problemas para entender la mente de Juan en el Apocalipsis.
[9]Auxiliar Bíblico Portavoz pg. 586
[10]Jer. 51:24-25